Carillas dentales, la solución definitiva

carillas dentales de composite

Las carillas dentales son un tratamiento dental con el que puedes corregir tus dientes de una manera rápida y eficaz, consiguiendo una sonrisa perfecta como las de todas las celebridades, de hecho gran parte de actores, cantantes y personajes de la gran pantalla utilizan las carillas dentales para conseguir una sonrisa perfecta.

Habitualmente se utiliza este tipo de tratamiento para corregir dientes separados (diastema), dañados, astillados, manchados o torcidos, en este último caso no deben ser dentaduras excesivamente descolocadas ya que para eso sería mejor utilizar ortodoncias.

Las carillas dentales también son llamadas ortodoncias instantáneas debido a sus magníficos resultados conseguidos solo en dos o tres sesiones, pero ¿en qué consiste este tratamiento? El tratamiento consiste en colocar unas finísimas láminas en la parte delantera de tus dientes emulando la sonrisa deseada, estas láminas son hechas a la medida para que encajen perfectamente en tu boca y poder lograr la sonrisa perfecta.

Estas láminas son del mismo color que los dientes y son muy resistentes, los dos materiales más utilizados son las carillas de porcelana y las carillas de composite.

Las carillas de porcelana son las que ofrecen un aspecto más natural, una mayor calidad y tiene una longevidad mayor (entre 5 y 8 años) en cambio son las más caras, pueden tener un precio entre 600€ y 1000€ por diente.

Por otra parte las carillas de composite son más económicas que las de porcelana debido a dos factores; la longevidad es menor (entre 2 y 5 años) y son más propensas a coger manchas. Por el contrario su precio es mucho más económico ya que rondan los 250€ por diente.

El mantenimiento de las carillas dentales es el mismo que el de una dentadura normal aunque existen algunas recomendaciones como evitar morder cosas excesivamente duras como pistachos o muy frías como el hielo, también se recomienda cepillarse los dientes diariamente y si padece bruxismo (rechinar los dientes mientras de duerme) utilizar una dentadura para dormir.

Si crees que las carillas dentales son lo que buscas lo primero que deberías hacer es buscar una clínica dental estética y pedir cita para que un médico especializado te informe sobre el tratamiento y resuelva todas tus dudas.

Como calcular el ritmo cardiaco mientras se hace deporte

arritmias en el deporte

Se recomienda que el pulso llegue de los 55 al 90 por ciento de su ritmo cardíaco máximo cuando se hace ejercicio. He aquí cómo calcular y utilizar su frecuencia cardíaca durante el entrenamiento.

instrucciones

Calcule para su corazón su  Rango de Tarifas

Paso 1: Reste su edad de 220. (Ejemplo de una persona de 28 años de edad: 220 – 28 = 192)

Paso 2: Multiplique el resultado por 0,55 para determinar el 55 por ciento de su ritmo cardíaco máximo estimado. (Para una persona de 28 años de edad:. 192 x 0,55 = 105,6, es decir, aproximadamente 106 latidos por minuto). Este es el extremo más bajo de su gama de entrenamiento, o lo más lento que su corazón debería latir cuando se hace ejercicio.

Paso 3: Multiplique el resultado del paso 1 por 0,90 para calcular el 90 por ciento de su ritmo cardíaco máximo estimado. (Para una de 28 años de edad:. 192 x 0,90 = 172,8, es decir, aproximadamente 173 latidos por minuto). Este es el extremo más alto de su gama de entrenamiento, o lo más rápido que su corazón debería latir cuando se hace ejercicio.

Paso 4: Utilice las respuestas de los pasos 2 y 3 para determinar su intervalo para su corazón en porcentaje. (A los 28 años de edad, el intervalo es de 106 a 173 latidos por minuto).

Monitorear su pulso de entrenamiento durante el ejercicio

Paso 1: Deje de hacer ejercicio, y use los dedos índice y medio juntos para contar el número de pulsaciones en la muñeca o el cuello durante 15 segundos. (El dedo pulgar tiene un pulso de luz, que podría confundir la cuenta si se utiliza en lugar de los dedos.)

Paso 2: Multiplique este número por cuatro. Esto son sus latidos por minuto.

Paso 3: Compare sus latidos por minuto a los extremos inferior y superior de su rango de ritmo cardíaco de entrenamiento. ¿Está su ritmo cardíaco dentro de su gama de entrenamiento? ¿Es necesario hacer más ejercicio físico? ¿Necesita reducir la velocidad?

Amplia la información sobre medidores de ritmos cardiacos aquí